Skip to main content

Buscar

LA ANATOMÍA DEL OJO Y CÓMO AFECTA A LA VISIÓN

Los ojos son “el espejo del alma”: complejos, delicados y expresivos. Pero, ¿cómo ven las cosas?

Tus ojos reciben la luz y transmiten unos mensajes muy detallados al cerebro, que es el que los interpreta como imágenes. Todas las partes del ojo cumplen una función concreta que contribuye a la transmisión de las imágenes.

El ojo es una pequeña esfera formada por un recubrimiento de gel transparente que tiene dentro una serie de componentes especializados. Este recubrimiento tiene tres capas diferentes, cada una con su conjunto de funciones:

 

Ilustración de un ojo indicando la esclera

Capa externa: esclerótica

La esclerótica es el "blanco del ojo", una capa protectora fuerte y opaca. En su parte frontal tiene la córnea, que es una ventana transparente que permite que la luz entre dentro del ojo. Alrededor de la córnea hay una membrana transparente muy fina que se llama conjuntiva y ayuda a proteger el resto de la parte frontal del ojo y el interior de los párpados.

Capa central: coroides

Detrás de la esclerótica está la capa central, la coroides. Es oscura para evitar que la luz se refleje dentro de los ojos y contiene principalmente vasos sanguíneos para nutrir tus ojos. En la parte frontal de la coroides está el iris, que le da a tus ojos su color. La pupila es la abertura circular, como un punto negro, que hay en el centro del iris. Los músculos del iris controlan el tamaño de la pupila para que entre más o menos luz.

Ilustración de un ojo resaltando la retina

Capa interna: retina

La función de la retina es capturar la información que tiene la luz y transmitirla al nervio principal del ojo (el nervio óptico) para que la envíe en forma de impulsos nerviosos al cerebro. A continuación, el cerebro traduce estos mensajes en imágenes. La retina tiene dos tipos de células sensibles a la luz que capturan los rayos de luz: los conos y los bastones. Los bastones ayudan a ver cuando hay poca luz, mientras que los conos permiten ver los detalles y los colores.

Ilustración de un ojo resaltando la lente

El cristalino

El cristalino del ojo es una lente transparente y flexible. Enfoca la luz en la retina. Cuando haces una tarea que requiere precisión, la luz se enfoca en el centro de la retina, en una zona llamada mácula. Los músculos que rodean el cristalino controlan su forma, permitiéndote ver objetos situados a diferentes distancias.

Ilustración de un ojo resaltando el humor acuoso

El resto del ojo

La cavidad que hay entre el cristalino y la córnea contiene un líquido llamado humor acuoso. La cavidad que hay detrás del cristalino está llena de una sustancia gelatinosa que se llama humor vítreo. Los humores acuoso y vítreo ayudan a dar consistencia al ojo.

CÓMO VEN TUS OJOS

1. La luz entra en tu ojo a través de la córnea, que la desvía.

2. La pupila ajusta su tamaño, haciéndose más grande cuando hay poca luz y más pequeña cuando hay mucha.

3. La luz pasa a través de la pupila y llega al cristalino, que cambia su forma para enfocarla en la retina, dependiendo de si estás mirando un objeto que está cerca o lejos.

4.Los conos y los bastones de la retina absorben la luz y envían mensajes al cerebro a través del nervio óptico. El cerebro interpreta esos mensajes y forma una imagen.

El ojo es tan complejo que no es de extrañar que no siempre funcione como debería y que tengamos dificultades para ver bien. Los problemas de visión, como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, son muy comunes. Si tienes problemas con tu visión, consulta a un profesional de la visión y pide cita para un examen ocular. Puedes usar nuestra herramienta de búsqueda para encontrar un profesional de la visión cerca de ti.

 

TUS PRIMEROS PASOS CON LENTILLAS

Pide tu prueba gratis† de lentillas ACUVUE® hoy mismo.

¿Sigues teniendo dudas sobre las lentillas?

†El óptico podrá cobrar un derecho de adaptación en concepto de honorarios profesionales.