Skip to main content

Buscar

COMPRENDER EL ORIGEN DE LA IRRITACIÓN OCULAR POR EL USO DE LENTILLAS

Uses o no lentillas, a veces los ojos se pueden poner un poco rojos. Normalmente es algo temporal y no hay de qué preocuparse. Los ojos pueden enrojecerse por:

  • Cansancio
  • Alergias
  • Usar lentillas más tiempo del recomendado
  • Sensibilidad al material del que están hechas las lentillas o la solución

AVISO IMPORTANTE: Si tienes los ojos rojos y sientes dolor o mala visión, quítate las lentillas y ponte en contacto inmediatamente con tu profesional de la visión.

CÓMO EVITAR LA IRRITACIÓN Y ESTAR SIEMPRE CÓMODO

Tus ojos tienen una capa de humedad por naturaleza, pero a veces tu estilo de vida puede desequilibrarla. Aquí tienes algunos consejos sobre qué hacer en situaciones específicas para tenerlo todo controlado:

BELLEZA

CONSEJOS

1. Ponte las lentillas antes de aplicar el maquillaje.

2. La máscara y lápiz de ojos resistentes al agua manchan menos y no se corren tanto.

3. Cuando usas lentillas, lo mejor es elegir maquillajes y desmaquillantes hipoalergénicos o no grasos.

4. No uses las lentillas cuando te tiñas el pelo o te hagas una permanente, ya que los productos químicos pueden irritarte los ojos.

5. Si usas laca, intenta aplicarla antes de ponerte las lentillas. Si ya las tienes puestas, no olvides cerrar los ojos mientras te aplicas la laca.

6. Si tienes los ojos hinchados, rojos o infectados, ponte en contacto con tu profesional de la visión y no uses maquillaje ni lentillas.

DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS

CONSEJOS

1. Haz pausas periódicas para alejar los ojos de la pantalla. Reajusta tu visión cada 20 minutos mirando objetos situados a diferentes distancias.

2. No olvides parpadear con frecuencia. Puede que suene obvio, pero cuando usamos dispositivos electrónicos parpadeamos cinco veces menos de lo habitual.

3. Para evitar los síntomas de la sequedad, bebe mucha agua y mantente tan hidratado como puedas.

4. Si los síntomas de la sequedad persisten o sientes los ojos sobrecargados de forma persistente, ponte en contacto con tu profesional de la visión.

VIAJES

CONSEJOS

1. Lleva siempre contigo las gafas por si las necesitas.

2. Para no llenar la maleta en exceso, lleva botes de la solución para lentillas y gotas humectantes de tamaño viaje por si acaso.

3. Cuando tengas que volar, lleva las gafas, las lentillas, el estuche y la solución en el equipaje de mano. Así, si pierdes las maletas, no te faltarán las lentillas ni te quedarás sin forma de quitártelas al final del día.

4. Puede que te resulte más cómodo usar tus gafas en los vuelos largos, ya que el aire de la cabina suele estar muy seco.

5. Mantén tu rutina de siempre. Es importante seguir sustituyendo las lentillas el día previsto, incluso aunque hayas cambiado de zona horaria.

6. Prepárate: si usas lentillas reutilizables, llévate uno o dos pares de recambio por si se te rompen o pierdes alguna. También puedes hablar con tu profesional de la visión de la posibilidad de usar lentillas diarias desechables cuando viajas.

7. No olvides quitarte las lentillas si decides dormir durante el viaje.

8. Recuerda que las lentillas no deben mojarse con agua del grifo, y quítatelas para ducharte, nadar o practicar deportes acuáticos.

TUS PRIMEROS PASOS CON LENTILLAS

¿Sigues teniendo dudas sobre las lentillas?